jueves, 22 de junio de 2017

Brujerías | Reseña


Título: Brujerías

Autor: Terry Pratchett

Saga: Mundodisco #6

Editorial: Debolsillo

Páginas: 328

Sinopsis: Tres hermanas brujas se oponen radicalmente a los reyes del país de Lancre. Tienen sus motivos para ello, y también un maquiavélico plan para alzarse con la victoria. Naturalmente, los habitantes de Lancre se verán involucrados y todo derivará hacia una convulsión caótica. Una nueva entrega de la saga del Mundodisco.

Esta parodia de Macbeth comienza con la muerte de un rey, un bebé que es puesto a salvo de y tres brujas con bastante carácter (o al menos, dos de ellas) y que se verán envueltas en las tramas políticas y los ardides del nuevo y bastante impopular rey de Lancre. La tierra tiembla porque no se siente respetada. Se respira magia en el ambiente, en los bosques, en el teatro... y en la corte. donde el rey parece estar volviéndose loco y, para quitarse el muerto de encima (nunca mejor dicho), manda a Bufón a contratar a unos artistas para que cuenten su historia en una obra de teatro.

Antes que nada, quería deciros que no he leído Macbeth y, aunque más o menos sé de qué trata, no puedo comparar hasta que punto Terry Pratchett hace referencias a la historia original de Shakespeare o no, aunque lo básico de "rey asesinado por un usurpador e hijo perdido que vuelve al cabo de los años para recuperar el trono" está. Además, el reino de Lancre tiene su aquelarre compuesto por Yaya Ceravieja, Tata Ogg y Magrat Ajostiernos. Las dos primeras son unos elementos de mucho cuidado. Menudo carácter tienen las señoras. Son geniales y tienen golpes bastante divertidos. En cambio, Magrat es harina de otro costal. Siempre anda un poco despistada, es muy inocente y tiene buen corazón. Aparte de las brujas, tenemos a Tomjon, el hijo del rey Verence al que las brujas ocultaron entre artistas ambulantes. Hwel, el enano, es el encargado de escribir las obras, y juntos viajarán a Lancre para complacer las exigencias del duque (a quien se le va mucho la olla, por cierto). Me encanta el fantasma del rey Verence y lo paciente que es la Muerte con él. Y la mujer del duque me cae muy mal.

El estilo de Pratchett es muy irónico y con un humor un poco absurdo pero que consigue sacarle una sonrisilla al lector. Sin duda, mi escena favorita es cuando el duque interroga a Tata Ogg. Aunque el libro está lleno de clichés, la trama se presta a ello. Casi que no me lo imagino de otra forma. Eso sí, a veces hay unos saltos y cambios de perspectivas un poco extraños. Y si le sumamos que no hay división de capítulos, el libro puede llegar a hacerse un poco pesado. 

No sé qué más contaros del libro. Me ha parecido un poco lento y pesado y no he llegado a conectar con ningún personaje. Me he perdido muchas veces con tantos personajes y tantos cambios. A pesar de que reconozco que tiene sus partes divertidas y que podemos ver nuestra sociedad reflejada en el libro, algo que me encanta, no lo he disfrutado tanto como yo esperaba. Por eso, le he puesto una puntuación tan bajita. Que a ver, no está mal, solo que no me ha transmitido lo suficiente.




¿Vosotros habéis leído algo de Terry Pratchett? 
¿Os ha pasado como a mí?

Perdonad si la reseña es más corta de lo normal, pero no tengo mucho más que decir respecto al libro. Espero vuestras opiniones en los comentarios ^^

¡Un beso a todos!

martes, 20 de junio de 2017

Hablando de... 'She' y las novelas de aventuras

¡Hola mis lectores errantes!

¿Qué tal estáis? Perdonad si he estado un poco ausente últimamente en el blog, parece que no soy capaz de organizarme bien para leer vuestras entradas, responder a los comentarios y además seguir publicando tanto como me apetece. Me ha vencido la flojera, tampoco he leído demasiado y he perdido la constancia que tenía, jaja. Pero no os preocupéis, que tengo la intención de que esto cambie ;)

Hoy quería hablaros de un clásico que no es demasiado conocido (al menos, yo no supe de su existencia hasta que lo leí para clase). Se trata de She, de Ridder Haggard, una novela de aventuras ambientada en África pero que, como imaginaréis, esconde muchísimo tras sus páginas.



Quería hablaros de este libro básicamente por la función psicológica que tenía el género en la época Victoriana (os dejo el enlace a la entrada que dediqué a la literatura Victoriana aquí). Me recuerda mucho a las razones por las que me encanta leer y, por eso, quería compartirlo con vosotros ^^

Uno de los motivos que tenían los escritores como Rider Haggard para ambientar sus historias en este género es que, leer sobre aventuras fantásticas imposibles de vivir en la vida real, era de muchísima ayuda para aliviar el estrés de la vida diaria. Se pensaba que la sociedad tenía la necesidad de experimentar esas aventuras y de encontrar algo de verdad en la ficción. Por eso, Rider Haggard incluyó distintos documentos e inscripciones en otros idiomas en She. Quería que su historia fuera realista, y por eso trata su ficción como si hubiese ocurrido de verdad. A mi modo de ver, este tipo de narrativa hacía que la gente desconectara un poco de sus problemas y preocupaciones y, al mismo tiempo, les hacía sentir vivos al experimentar de alguna manera lo que se siente al vivir una aventura que encima resulta creíble. 

She, publicada en 1886, nos cuenta el viaje que emprenden Holly, Leo y Job al mismísimo corazón de África, donde encuentran una tribu que viven bajo las órdenes de una mujer: 'She' o 'She-who-must-be-obeyed'. Su matriarcado se basa en el miedo que infunde en la tribu, porque nos encontramos con una reina cualquiera: se dice que Ayesha conoce el misterio del fuego eterno y que tiene grandes poderes. Muchos críticos la han descrito como una femme fatale, ya que el personaje está muy sexualizado y se nos presenta como una mujer dominante y aterradora pero fascinante al mismo tiempo. Sus conocimientos y su forma de gobernar, como buena amenaza al patriarcado, habrían supuesto el deterioro de la sociedad inglesa y la pérdida de poder de los hombres. Aunque en cierta manera, la sociedad ya se estaba deteriorando de por sí en la época. Sin embargo, Ayesha tiene una gran debilidad: el amor (no os cuento más para no haceros spoiler).



Otro aspecto que me parece muy interesante es que se exploran las relaciones homosociales. ¿Qué quiere decir esto? Que ya en el siglo IX los escritores empezaron a experimentar con las delicadas líneas que separaban las relaciones entre hombres. Esto está un poquito relacionado con lo que os comenté antes, porque en este caso vemos cómo la mujer se interpone entre los hombres debido a su belleza física y la atracción que produce en ellos. Y hablando de personajes masculinos, Holly se puede interpretar desde el punto de vista misoginista. Está resentido con las mujeres porque no le encuentran atractivo e incluso se meten con él. Se siente inferior a los demás y, por eso, siempre anda diciendo que no se interesa por ellas hasta que conoce a Ayesha y se ve completamente atrapado por su belleza. Sin embargo, tiene algo que me gusta muchísimo: habla de los africanos como si fuesen sus "hermanos de piel oscura" y los muestra como personas humanas y no seres inferiores, que era normal en la época. De Leo no puedo deciros mucho, solo que se le describe como un joven bastante atractivo y que sucumbe a los primitivos rituales africanos. Se ve inmerso de lleno en esta cultura e incluso participa de buen grado.

A parte de lo que os he comentado, la novela también hace referencia a distintos estereotipos y prejuicios contra las clases sociales y razas (aquí vemos la comparación entre dos mundos y culturas completamente distintos), y la teoría de Darwin tiene mucho peso. Contiene algunos clichés sobre las mujeres y la locura (para variar), distintas referencias al poder, elementos fantásticos y a la llamada New Woman (aquellas que luchaban por sus derechos, la educación y querían participar más activamente en la vida pública). 

No sé qué más contaros de este libro sin que os aburra y sea repetitivo, pero creo que los aspectos más importantes están. Me gustaría poder extenderme más, pero no recuerdo demasiados detalles (lo leí el año pasado). Espero que os hagáis una ligera idea de todo lo que hay detrás de la trama y, por supuesto, que queráis conocerlo más a fondo porque merece muchísimo la pena :)

¿Os ha gustado? 
¿Tenéis intención de leerlo?

Os espero en los comentarios ^^



jueves, 15 de junio de 2017

Moriré besando a Simon Snow | Reseña


Título: Moriré besando a Simon Snow

Autora: Rainbow Rowell

Editorial: Alfaguara

Precio: 17,95€

Sinopsis: Simon Snow es el mago más poderoso del mundo, tiene diecisiete años y es el Elegido, el único que puede salvar la magia. La verdad: Simon es el peor Elegido que nadie podría haber elegido. Al menos eso es lo que dice Baz, su némesis. Y Baz será malvado y un vampiro y un gilipollas, pero aquí tiene razón. La mayor parte del tiempo, Simon ni siquiera puede controlar su magia, ¿y tiene que salvar el mundo? 

Simon Snow comienza su último año en Watford. Un año más, ha pasado el verano en una casa de acogida y no ha tenido noticias ni del Hechicero ni de sus amigos. Se supone que él tiene que salvar el mundo de los hechiceros del Insidioso Humdrum pero, ¿cómo va a conseguirlo si tiene que sortear distintas amenazas y su mentor lo deja de lado? Para colmo, su archienemigo, Baz, no ha vuelto a la escuela. ¿Estará maquinando contra él? ¿Le habrá pasado algo? Simon no le quita ojo de encima, pero ambos tendrán que trabajar juntos para descubrir de una vez por todas qué esta pasando.

Si habéis leído Fangirl tendréis una ligera idea de qué va esta historia. Simon Snow es un personaje ficticio que pertenece a una saga compuesta por ocho libros que creó Rainbow Rowell dentro de Fangirl. Moriré besando a Simon Snow es el octavo libro de esa saga inventada que, a su vez, está basado en Harry Potter. Las comparaciones son odiosas, así que no voy a centrarme en decir todos los aspectos en los que se parecen ambas novelas, prefiero que los descubráis vosotros ^^

El libro está dividido en varias partes. Al principio, se hace un poco lento y la trama avanza sin que pase realmente nada porque es una especie de introducción a lo que ha pasado durante los años anteriores y cómo está el panorama en el presente. Cada capítulo está escrito desde un punto de vista distinto, algunos incluso desde dos perspectivas. Lo bueno que tiene es que podemos ver lo que pasa por la cabeza de la gran mayoría de los personajes: no solo se centra en Simon y Bath, sino también en el Hechicero, Agatha, Penny y otros personajes secundarios. En este sentido, Rainbow Rowell ha hecho muy buen trabajo poniéndonos en situación y presentándonos a todos los personajes de una forma tan sencilla y natural.

La ambientación es muy actual, con muchas referencias a la vida cotidiana y al mundo real. Watford es un colegio británico, al igual que sus estudiantes, pero se nota que la autora es estadounidense. A ver, que tampoco está mal y tampoco es que influya mucho en la trama. Eso sí, he flipado mucho con las referencias a Sherlock, Doctor Who y Downton Abbey (soy fan de todas estas series y amo a Rainbow Rowell por incluirlas porque me ha hecho mucha ilusión). Esta clase de detalles me arrancaban una sonrisa y hacía que me metiera mucho más en la trama. También tengo que hacer una mención especial a los hechizos. Creo que Rainbow Rowell ha tenido una buena idea al hacer que los hechizos sean frases que seguro que todos reconocemos (canciones, refranes, frases publicitarias...). No son tan impresionantes ni de lejos como los de J.K. Rowling y al principio incluso me parecían un poco flojos, pero al final me acabé acostumbrando y algunos me resultaron hasta simpáticos.

Simon es el típico Elegido que hace las cosas de forma impulsiva porque tiene que hacerlas y ya está. Su personaje no ha terminado de calarme, y su forma de ver a Baz cambia demasiado rápido, demasiado fácil, y eso no me cuadra. En cambio, Baz me ha gustado bastante: su pose de chico malo, su ironía cuando se mete con Simon y lo contrario de sus sentimientos. Además, me ha parecido el personaje que está mejor desarrollado de la novela (me encantan sus capítulos del final). Penny también mola mucho, aunque realmente no vemos tanto de ella como de los protagonistas. Me gustan sus toques feministas y su fuerza interior. En cambio, Agatha es la típica chica que se preocupa más por su belleza y popularidad que otra cosa, me ha caído fatal. Del resto no os puedo decir nada sin desvelar parte de la trama, así que prefiero que los descubráis vosotros si decidís leer el libro.

El estilo de la autora es muy coloquial y cercano para la gente joven, sin florituras ni palabrejas raras. Lo que sí he notado es que, a parte de haber varios errores de edición, los diálogos a veces parecen un poco superfluos, vacíos, e incluso me daba la impresión de que se repite de vez en cuando. Aun así, me he reído muchísimo con algunos comentarios (ay, esos dobles sentidos, jajaja). A medida que avanza el libro nos atrapa un poco más hasta que ya no podemos soltarlo y ver cómo acabará la historia y qué pasará con Simon y Baz.

Por cierto, una cosa que os quería comentar. Habría pagado por ver a Cath fangirleando mientras lee este libro, aunque ya lo he hecho yo por ella, jaja. Me ha gustado mucho la relación entre Baz y Simon (de verdad, me he enamorado), pero sí es verdad que me gustaría haber visto ese romance un poco más desarrollado.

En definitiva, para mi el libro no es solo una bonita historia de amor entre dos chicos ambientada en un mundo mágico, sino que también trata sobre distintos temas como la inseguridad en los jóvenes, la lucha por el poder, el elitismo y las políticas injustas que tanto daño hacen a las distintas clases sociales. Me lo he pasado muy bien leyéndolo, pero no le daría 4 estrellas completas. Estaría entre el 3,5 y el 4. No sé, estoy un poco en blanco con la puntuación de este libro (quizás la cambie en unos días). 



¿Lo habéis leído?
¿Qué libro de Rainbow Rowell me recomendáis?

Espero que el calor os esté dejando disfrutar de las lecturas, nos leemos pronto ^^
¡Un abrazo!